El paro juvenil cae un 9,9% en 2018 y el desempleo de larga duración se reduce un 17,4%

El paro entre los jóvenes de 16 a 24 años se ha reducido en 55.300 personas en 2018, lo que deja la cifra total de parados en esta franja de edad en 502.900 frente a los 558.200 de finales de 2017.La tasa de desempleados menores de 25 años terminó el año en el 33,54%, lo que supone casi 4 puntos menos respecto a la tasa de 2017 (37,46%), según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El número de jóvenes en paro menores de 25 años bajó en 55.300 personas en 2018, un 9,9% respecto a 2017, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 502.900 al finalizar el año pasado.

La tasa de paro juvenil se situó así en el 33,5% a cierre de 2018, tasa casi 4 puntos inferior a la del ejercicio anterior (37,4%), pero medio punto por encima de la del tercer trimestre de 2018, cuando el desempleo de los jóvenes menores de 25 años se situó en el 33%.

Por su parte, el número de activos menores de 25 años se incrementó en 9.900 personas en 2018 (+0,6%).

De los 3,30 millones de parados contabilizados en España al finalizar 2018, el 15,2% son jóvenes menores de 25 años y el 40,3% son parados de larga duración (más de un año en el desempleo).

El número de parados de larga duración se redujo en 281.100 personas en 2018, un 17,4% respecto a 2017, hasta situarse en 1.331.200 personas. En el último trimestre de 2018, los parados de larga duración bajaron en 51.800 personas (-3,7%).

Por grupos de edad, entre los 16 y los 19 años, 2018 ha cerrado con 120.100 parados, mientras que de 20 a 24 años hay 382.800 desempleados. En 2017 cerró con 140.200 parados entre 16 y 19 años y 418.000 entre 20 y 24 años.